Estados Unidos es la economía con más oportunidades para la creación y expansión de startups. Concentra los dos ecosistemas de emprendimiento más desarrollados a nivel mundial, siendo Silicon Valley y Nueva York las principales zonas en donde existe mayor actividad emprendedora y facilidades para la apertura de nuevas startups, según The Global Ecosystem Report 2020. Esto refuerza el interés que tienen los fundadores acerca de cómo expandirse a Estados Unidos.

Emprendedores de todo el mundo consideran este país como uno de los principales destinos para internacionalizar su negocio, principalmente por el clima de negocios, el dinamismo del mercado y su posición en el comercio mundial. Además, las facilidades que brinda para la creación de empresas, el impulso de aceleradoras, fondos VCs y organismos que apalancan el ecosistema empresarial, hacen que esta economía sea un lugar óptimo para expandirse. 

Hay oportunidades para startups de diferentes sectores como las edtech con foco en niños, niñas y adolescentes, considerando que la infancia en este país enfrenta desafíos educativos. Uno de estos es el acoso escolar. Estados Unidos es el segundo país con más casos de bullying, después de México. Seis de cada 10 niños y adolescentes estadounidenses sufren este problema, según datos de la Organización Internacional Bullying Sin Fronteras.

Desafíos de este tipo representan una oportunidad de mercado para que startups de otros países desarrollen su plan de expansión internacional, e implementen sus soluciones y modelos de negocio con el fin de atender los desafíos sociales que se viven en el país.

Existen startups latinas con foco en infancia que ya lograron expandirse a Estados Unidos. Tal es el caso de Brave Up, una edtech que combate el bullying escolar y que logró aterrizar en Estados Unidos desde Chile en 2020. Su plataforma con modelo de negocios B2B enfocada a escuelas, predice, detecta y frena el acoso en las escuelas. 

Cada vez son más las empresas latinas que apuestan por el mercado estadounidense en su internacionalización. Startups educativas como Beereaders, Uplanner y Storybook también eligieron Estados Unidos como destino de expansión.

 

Aspectos básicos para una expansión exitosa

Sin embargo, la expansión es una de las etapas más desafiantes para cualquier startup sin importar el giro en el que se encuentran, aún teniendo crecimiento acelerado, revenue y un modelo de negocio escalable. No todas las empresas logran este hito en su trayectoria, algunas se quedan en el camino.

Para que esto no te pase, en este artículo te compartimos algunas consideraciones generales que pueden ayudarte a cómo abrir una empresa en Estados Unidos. Debes saber que la expansión no dejará de ser un desafío, pero con estas recomendaciones podrás tomar mejores decisiones de negocio.

1. Busca aliados estratégicos

El apoyo y acompañamiento de aliados como incubadoras, aceleradoras, fondos de inversión, despachos de abogados y cualquier otra institución que te guíe en el proceso de softlanding, es clave para que la expansión se concrete. 

Afortunadamente en el ecosistema de startups en Estados Unidos hay diferentes actores que apoyan a los emprendedores como Endeavor, The VentureCity, TechStars, IDB Lab, Base Miami, entre otros más. 

La recomendación de Álvaro Carrasco, cofundador de Brave Up, es buscar partners locales que te acompañen en el proceso de expansión antes de salir del país de origen. Según Álvaro, hacerlo te ayudará a conseguir inversión, un lugar para vivir en Estados Unidos, abrir una oficina y recibir asesoría para el softlanding.

2. Constituye tu empresa

Existen dos categorías que suelen utilizarse para constituir empresas en el mercado norteamericano: LLC y C Corp. En América Latina serían el equivalente a las empresas configuradas como sociedades de responsabilidad limitada y de compañía anónima. Lo más probable es que busques inversión para tu empresa en Estados Unidos, por lo que una buena opción es constituir la empresa como C Corp, justo como lo hizo Brave Up.

3. Tramita tu visa

Luego de la creación de la empresa de forma legal, uno de los trámites más importantes que es necesario realizar es la visa, misma que te permitirá vivir y trabajar de forma legal en el país. Existen diferentes tipos de visa para abrir un negocio en Estados Unidos con particularidades y fines distintos. Aquí te presentamos algunas de las más utilizadas:

Visa L1-A L1-B

Esta visa es ideal para dueños de empresas que planean expandirse en Estados Unidos. Es la más común y se otorga cuando un empleador solicita autorización para que un empleado con conocimientos especializados trabaje y viva en Estados Unidos. Con esta visa, las empresas extranjeras pueden enviar a sus trabajadores a ese país para que puedan establecerse en el mercado. Es de clasificación no inmigrante y es temporal. 

Visa E2

Se trata de una visa para inversionistas que desean crear un negocio desde cero o comprar uno ya establecido con inversión moderada desde 50 mil dólares. Permite al emprendedor vivir legalmente en el país de forma indefinida junto con su pareja y familia. Esta visa aplica para personas que viven en México, Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Honduras, Panamá, Paraguay y España.

Visa EB5 

Ideal para aquellos inversionistas o empresarios que quieren hacer negocios en el mercado norteamericano. A diferencia de la visa E2, la inversión mínima para obtenerla es de 800 mil dólares y generar al menos 10 empleos.

Visa H1B1

Esta visa es exclusiva para quienes viven en Chile y Singapur. Prevé el empleo temporal de extranjeros no inmigrantes en ocupaciones especiales de estos dos países. Pueden trabajar hasta dos años en Estados Unidos. Esta es la visa que Carrasco obtuvo y que le permitió trabajar y abrir Brave Up en Estados Unidos, dado que es chileno de nacimiento.

4. Acelera el crecimiento

Otra forma de llevar a cabo un softlanding exitoso minimizando los riesgos, es hacerlo de la mano de una aceleradora, ya que puedes recibir asesoría, acompañamiento y vinculación con otros actores que pueden ayudarte a establecerte en ese mercado. Esta fue una estrategia aplicada por Brave Up. 

 

La startup se aceleró en Started, una aceleradora de startups edtech, y también en Newchip para la parte de fundraising y levantar el dinero que necesitaba para empezar a operar. También participó en Go Global, un programa gubernamental implementado por ProChile que apoya el proceso de internacionalización de startups y scaleups chilenas. Gracias a esto pudo iniciar el softlanding de la mano de Base Miami.

5. Encuentra el product market fit

En general, las empresas han encontrado el product market fit en el mercado local antes de salir a otro país. Una vez que arranques operaciones y abras oficinas en Estados Unidos, trabaja en la adaptación de tu producto y modelo al mercado de este país. 

Encontrar el product market fit es una de las etapas más retadoras en el proceso de expansión, pero te permitirá localizar clientes potenciales y tener tracción. Así la startup empezará a generar ventas e ingresos que ayudarán a financiar el arranque de operaciones en el nuevo destino, y sostenerse con sus propios recursos.

6. Levanta una ronda de inversión

Es cierto que la inyección de capital acelera el crecimiento de una empresa y ayuda a financiar su entrada a otros países. Al respecto, Carrasco explica que abrir un nuevo mercado es una buena justificación para levantar inversión, sin embargo considera que no es el único camino a seguir en una expansión. “Si ya tienes un negocio rentable que genera ingresos y con crecimiento positivo, con el dinero y tracción que tienes puedes empezar a expandirte”, dice Carrasco.

Sin duda, Estados Unidos es una tierra de oportunidades que puede llevar a tu empresa a la siguiente etapa de crecimiento y expansión. Te invitamos a considerar estas recomendaciones para que el aterrizaje de tu startup se logre de manera exitosa.

Related Posts

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *